Blog

3 grandes diferencias entre iOS y Android

La eterna guerra: Apple contra Android. Dos filosofías similares, y a la vez distintas de entender el software y el hardware. Diferencias que han generado auténticas batallas interminables en foros de internet, Facebook, y demás redes sociales. Es normal, porque como personas siempre tendemos a defender lo nuestro. Pero en realidad no hay ganadores ni perdedores. En cierto modo, tienen mucho que aprender un sistema del otro Y debe ser por eso que cada vez las diferencias son menores puesto que, en cada actualización, ambos sistemas operativos se acercan. Últimamente, parece más iOS el que adopta funcionalidades de Android. Así que os vamos a ofrecer las 3 diferencias que creemos más importantes entre ambos sistemas.

 

Actualizaciones

iOS es un sistema operativo que usa varias actualizaciones en cada versión (ahora van por la 10.3) pero, además, las fuerza. Más tarde o más temprano te ves obligado a actualizar el sistema, aunque eso suponga que tu teléfono rinda peor. En las últimas versiones se descarga la actualización en el teléfono automáticamente (a veces pueden pesar alrededor de 1 GB), a la espera de que decidas instalarla, y aunque la borres, vuelve a descargarla inevitablemente. Esto también supone otro inconveniente, y es que los terminales más antiguos de Apple, sufren con las nuevas versiones pues requieren más potencia para funcionar bien, ralentizando el terminal, y segundo, las aplicaciones van dejando de funcionar en versiones antiguas del sistema.

Android, por otro lado, necesita una versión estable más completa desde el principio que sólo actualice anualmente, salvo casos excepcionales que requieran corrección de errores graves del sistema, ojo, y no hay que confundirlas con actualizaciones de los propios fabricantes. Esto se debe a que Android abarca un montón de marcas de teléfonos, con miles de configuraciones y  usuarios diferentes, por ello tiene la necesidad de ser más robusto para que pueda funcionar bien independientemente del tipo de usuario y terminal. En general, si tu dispositivo Android va bien, no te vas a tener que preocupar de actualizar.

 

Renovación de dispositivo

La carrera de precios. En esta carrera los principales competidores no serían iOS y Android, sino más bien Apple y Samsung. Si nos centramos en los sistemas, un usuario de iOS generalmente se ve obligado a mantener su teléfono más tiempo, debido a los altos precios que suponen cada nuevo modelo, algo no necesariamente algo malo, pero a todos nos gusta poder renovar el móvil más a menudo.

En el caso de Android, siendo un sistema abierto y que abarca tantos modelos y marcas diferentes, ofrece una amplia gama de dispositivos que se pueden ajustar a cualquier bolsillo, incluso quieres renovar tu teléfono cada poco tiempo. Los precios siempre influyen para quien busca un dispositivo con un buen hardware y un bonito diseño sin dejarse un riñón y un buen ejemplo es el WePlus 2, que cuenta con un hardware espectacular por la cuarta parte del precio de un iPhone.

 

Aplicaciones y Sistema Operativo

En general, iOS busca ofrecer una experiencia similar y fiable en todos sus dispositivos, y para asegurarse de ello su servicio de aplicaciones tiene unos requerimientos de seguridad muy altos para evitar coladeros. Además las opciones de configuración del terminal son también limitadas, para evitar que el usuario altere configuraciones internas accidentalmente. Las aplicaciones funcionan bien casi siempre, ya que su variedad de configuraciones no es mucha. Su sistema tiende a la simplificación, buscando únicamente que el terminal funcione y sea funcional, más allá de complicados ajustes de configuración.

Android apuesta abiertamente por la libertad del usuario. Ofrece muchas más facilidades para crear aplicaciones admitidas en su Play Store, y permite configuraciones del terminal mucho más profundas y técnicas para exprimirlo a fondo (siempre suponiendo que el usuario cuente con los conocimientos adecuados). Asume que el usuario habitual de Android es ligeramente más experto que el de Apple, y por ello le otorga esa cierta libertad. También ofrece muchas más formas de personalización del sistema con launchers que transforman la interfaz teléfono a aspectos diferentes y sugerentes.

 

En conclusión, cada sistema tiene sus ventajas e inconvenientes, y precisamente por ello apuntan a públicos muy distintos. En Weimei apostamos por confiar en nuestros usuarios, y ofrecerles un sistema que les proporcione la mayor libertad posible, ya que los smartphones se han convertido en una de nuestras posesiones más íntimas y por ello deberían ajustarse a nosotros lo máximo posible.