Blog

¿Cómo nace un smartphone?

En esta ocasión vamos a hablarte de las cuatro fases que atravesará una fábrica en el proceso de creación de un smartphone. Muchas veces hemos hablado de aspectos individuales importantes como por ejemplo la inversión inicial para crear tu terminal, pero hoy hemos querido mostrarte las fases porque consideramos que es importante tener una visión global del proceso. Al fin y al cabo, esta visión de conjunto es importante para que la creación de tu smartphone llegue a buen puerto sin imprevistos.

Por ponerte un poco en contexto antes de abordarlas vamos a aclarar un par de cosas. Las cuatro fases a las que aludiremos a continuación se producen en la fábrica y son aquellas que transcurren desde que se plasma tu diseño de smartphone en un papel hasta que empieza su fase de producción masiva. Por otra parte, te queremos explicar que cada fase es denominada con una t – de time o tiempo – y con un número comenzando por el 0. Aclarado esto, ¡vamos a conocer las fases del proceso de creación de un smartphone en las fábricas!

- T0 → En esta fase inicial se ensambla un primer terminal y se mira que todos los componentes encajen bien dentro de su esqueleto interior. Es normal, que las cosas no funcionen bien a la primera, y tengamos el caso de tener que pulir esquinas o bordes para que algún componente encaje bien. Sólo se avanzaría a la siguiente fase una vez que se haya conseguido un terminal en el que las piezas interiores encajen al 100%.

- T1 → En esta segunda fase se exprime el terminal a varios test de resistencia (test de caída, test de temperaturas extremas, etc.) y hardware (patalla, procesador, cámara, etc.) – no se necesita sistema operativo aún -. La fase concluye cuando las pruebas tienen un resultado correcto.

- T2 → Aquí, ya se le añade Android al terminal y sobre esto se le instalan los drivers adecuados para que el S.O. interactúe sin incidencias con el hardware de tu smartphone. Un grupo de unas seis personas creará entre diez y veinte unidades a modo de prototipo funcional. Si todo sale según lo previsto se salta a la siguiente fase.

- T3 → En la cuarta y última fase lo que se hace es pulir el software personalizándolo y prestando atención al funcionamiento de los pequeños detalles. Nuevamente se hace una pequeña producción de unidades. Sin embargo, en esta ocasión serán entre 50 y 100 unidades, y en su creación participará la cadena de montaje al completo en lugar de unos pocos operarios. Se supone que si todo ha ido bien tu móvil ya estará listo para ser producido de manera masiva.

Hasta aquí todo parece fácil e idílico sobre el papel, pero permítenos darte un consejo. No basta solo con que tengas la visión general del proceso de fabricación de tu terminal en la fábrica. Además de eso debes preocuparte por investigar cómo ha ido todo en cada fase. Pide informes sobre los resultados de cada fase y sospecha si todo ha ido a las mil maravillas, porque lo lógico es que siempre se hayan producido fallos, aunque sean pequeños. Presta también atención a las soluciones adoptadas para contrastar la seriedad y calidad de la fábrica con la que tienes una alianza. Por lo general las fábricas chinas grandes y serias no te darán problemas, pero si hay pequeñas fábricas menos profesionales que "quieren correr antes de saber andar", es decir, venderte un proyecto cuando este todavía está en sus primeras fases (T0 o T1). No es la primera vez que vemos fábricas en las que te intentan vender un terminal que todavía está muy virgen en desarrollo. Principalmente, lo hacen para abaratar costes y trasladar todo el riesgo de desarrollo hacia el otro persona, en este caso tú que eres el comprador.

Con esto no queremos desanimarte. No debes preocuparte porque con estas nociones que hemos querido compartir contigo y llevando un seguimiento del proceso de creación seguro que tu experiencia es positiva y satisfactoria.