Blog

¿Cómo se estructura internamente una fábrica de smartphones?

Ya te hemos contado la gran importancia que tienen las fábricas chinas en caso de que quieras crear tu smartphone. Nuevamente vamos a hablarte de ellas, pero no de su papel, sino de su estructura interna. Conocer cómo están organizadas estas fábricas es una información que cosideramos interesante, y además pensamos que puede serte de utilidad si decidieses iniciar tu proyecto. Cada vez que escribimos un post nos gusta ejemplificar, así que de cara a explicarte el funcionamiento te iremos dando datos sobre FortuneShip Group, que como ya te explicamos está entre las principales fábricas chinas. Precisamente por eso la hemos elegido. Para que te hagas una idea, tiene más de 2000 empleados.

Lo primero que queremos contarte es que cada fábrica se divide su trabajo en dos tipos de proyectos. Nos referimos a los ODM y a los OEM. El primero hace alusión a la creación de smartphones desde cero y el segundo a la creación de móviles realizando pequeñas adaptaciones a tus necesidades a partir de modelos. Puedes saber más sobre la diferencia entre uno y otro tipo de desarrollo leyendo nuestro artículo titulado original vs rebranding. Otro segundo aspecto es que las fábricas chinas no se limitan a la división entre ODM y OEM, sino que dentro de cada uno de ellos existe una división en equipos de trabajo. En FortuneShip existen en torno a 16 equipos. Cada equipo tiene un team leader. Éste decide qué móvil quiere desarrollar, con qué componentes, etc.

Por explicártelo de una forma sencilla, esta división en equipos por proyectos funciona como un conglomerado de empresas bajo el paraguas de una empresa grande. Los equipos compiten entre sí para desarrollar los mejores móviles y tener el mejor volumen de ventas. Los mejores equipos obtienen reconocimiento y premios. Aunque compiten entre sí como si fueran empresas diferentes, a efectos legales, de gestión y demás, son la misma empresa. De hecho hay una o dos reuniones anuales donde se decide la línea de desarrollo de smartphones para los próximos seis meses o un año. Otro ejemplo de cómo a pesar de la división forman parte de lo mismo, es que por pequeño que sea un equipo puede acceder a las infraestructuras y recursos de la fábrica. Mismamente el equipo más pequeño que tuviera FortuneShip podría querer usar pantallas Super AMOLED de Sámsung para su próximo smartphone y tener acceso fácil al contacto con ellos y a las condiciones de compra establecidas para FortuneShip en su totalidad.

Esto tiene cosas positivas y cosas negativas. En el lado negativo es probable que a los empleados les puede desanimar o minar competir de forma constante no solo con empresas externas, sino entre sí mismos. Una cosa positiva ese acceso a los recursos del que te hablábamos en el párrafo anterior. Por ejemplo, una pequeña empresa no podría asumir las condiciones de adquisición de las pantallas Samsung de las que hablábamos. En cambio, ese pequeño equipo dentro de una fábrica, sí que podría. ¡Esperamos que te haya gustado conocer cómo se estructuran las fábricas!