Blog

Diferencias entre las pantallas IPS y Super Amoled

Casi siempre hemos usado este blog para contarte cómo funciona la industria de los smartphones en China desde nuestra propia experiencia, pero también creemos que es importante abordar otros temas, como conocer los distintos componentes de los móviles. Por ejemplo, existen diferentes tipos de pantallas. Precisamente en este post queremos explicarte las diferencias entre las pantallas IPS y las pantallas Super AMOLED. Intentaremos abordar la explicación sin ser demasiado técnicos para que resulte una lectura sencilla y entretenida. Por ahora os vamos adelantando que ambas tienen sus puntos fuertes y sus puntos débiles.

En weimei hemos lanzado terminales con los dos tipos de pantalla. Por ejemplo, la pantalla Super AMOLED la incorporamos en nuestro wePlus, mientras que la IPS la hemos usado en el we, force y el también bastante reciente weimei neon. ¿Te preguntas por qué se elige una u otra pantalla? Se debe a factores como qué tipo de producto y qué prioridades se quieren conseguir, el target al que va destinado, los costes de fabricación, el precio de venta y un largo etc. Como ves, nosotros no nos cerramos a una única posibilidad, sino que tratamos de elegir lo mejor para cada caso. Ahora te dejamos con un breve análisis de ambas.

Comenzamos con la pantalla o panel de tipo Super AMOLED. Este tipo de panel también conocido como OLED de matriz activa se caracteriza por ser más llamativo visualmente. Esto se debe a que tiene un contraste y una saturación elevados. De esta forma la intensidad de la imagen atrae más a primera vista. También destaca en él su menor consumo de energía, debido entre otras cosas a que no necesita usar un componente para retroiluminación. Al mismo tiempo esto facilita que las pantallas Super AMOLED puedan ser menos gruesas. Su faceta negativa es que son más caros de producir, que tienen un periodo de vida menor que los IPS, que tienen imágenes de menor definición y que, bajo la luz del día, ofrecen peor visibilidad.

Nos pasamos ahora al tipo de pantalla IPS —siglas de In-Plane Switching—. Estos paneles tienen un mejor tiempo de respuesta que los otros, recrean mejor los colores, tienen más nitidez y un ángulo de visión que es superior. Por supuesto también tiene algunas desventajas. En este caso sí que es un panel que necesita una retroiluminación considerable y esto se traduce en un mayor consumo de energía y en un grosor también mayor. Económicamente su producción es más asequible.

Hemos dejado para el final explicarte qué color destaca en cada tipo de panel. En el Super AMOLED el negro predomina sobre el blanco en intensidad, debido a que los leds que tienen que mostrar el color negro, simplemente, se apagan. En cambio en el IPS ocurre justo lo contrario, ya que al ser una pantalla retroiluminada, la luz posterior es uniforme para todos los colores, por lo que el negro no se muestra tan puro. Como has podido ver ninguno de los dos es perfecto. Ambos tienen puntos fuertes y débiles. Simplemente son diferentes entre sí. Esperamos que te hayas entretenido leyéndonos y que hayas aprendido un poco más sobre smartphones y sus componentes con nuestro artículo.