Blog

Estándares de calidad

¿Después de todo lo que te hemos ido enseñando sigues con ganas de crear tu propio smartphone? Entonces, aquí te dejamos con los estándares de calidad. Se trata de algo que también tendrás que tener en cuenta para que la experiencia llegue a buen puerto. Estos estándares de calidad son una serie de normas y requerimientos homologados mínimos que un terminal debe cumplir para estar a la altura de lo que el consumidor merece. Por poner un ejemplo, podría ser un altavoz que no tenga el volumen tan alto como para ocasionar contaminación acústica y problemas auditivos o bien el uso de materiales que no sean altamente perjudiciales para el medio ambiente.

En el sector de los productos electrónicos te encontrarás con tres estándares muy importantes. El CCC en China, el FCC en Estados Unidos y el CE en Europa. Una vez te hayas decidido a crear y lanzar tu móvil, una de las primeras decisiones que tendrás que tomar es en qué mercado o mercados quieres vender. Al fin y al cabo, debes hacer que tu smartphone reúna los requisitos mínimos para obtener el certificado de producto adecuado para su venta. Por ejemplo, si quisieras vender en Europa y en Estados Unidos, deberás pasar las pruebas para obtener el certificado de CE y FCC. Por eso, los componentes que elijas para tu móvil deben tener siempre en mente los requisitos que han de cumplir. Otra cosa que debes tener en cuenta es que el certificado no se saca por marca, sino que debe superarse por cada terminal que una marca quiera sacar a la venta. Nosotros tenemos el de la Unión Europea para el weimei we, pero si quisiéramos lanzar un nuevo modelo, deberemos repetir el proceso de certificación.

Lograr preparar un producto para que pase la certificación tiene un coste. El motivo por el que no lo mencionamos en nuestro post sobre la inversión inicial para lanzar un smartphone es que queríamos dedicar un artículo completo a un tema tan importante como es la calidad. Además hay otra razón, y es que tú no pagarás por esto aparte. Es la fábrica a la que encargas el proceso de fabricación la que se encargará de que se adecue y, por ello, añadirá un coste adicional repartido entre todas las unidades de móviles que les hayas pedido. Para que te hagas una idea, certificar la calidad de un terminal 4G en FCC o CE ronda entre los 10.000 y 12.000 euros, mientras que en el caso de la CCC la cifra está en torno a 3.000 euros. El proceso para un móvil 3G a día de hoy es más económico, teniendo un importe de entre 2000 y 3000 euros. Por otro lado, te diremos que el proceso de calidad desde su inicio hasta la obtención del certificado puede ser de unos 25 días.

Estamos escribiendo sobre esto porque en weimei nos tomamos la calidad muy en serio, pero también porque queremos que, en caso de que te animes con tu propio smartphone, no te sientas abrumado por el proceso de certificación. No es tan difícil como parece. Al fin y al cabo, las fábricas conocen perfectamente los estándares y es algo que está muy homologado. Además, habrá empresas externas que revisen el terminal para asegurarse de que está listo para pasar la certificación de los organismos que os hemos comentado. La localización geográfica tampoco será un problema, y es que estos organismos tienen sedes en un montón de lugares.

Como conclusión final, te animamos a que le des la máxima importancia a la calidad y a las certificaciones. Hacerlo significa tener satisfechos a quienes dan un voto de confianza a tu móvil. No hacerlo significa generar descontento y que, si te denuncian a organizaciones de consumidores, te retiren el permiso de venta en el territorio en cuestión en el mejor de los casos. Lógicamente la consecuencia de esto es muy negativa, ya que significa dañar seriamente tu imagen de marca.