Blog

Inversión inicial para tu propio smartphone

Hasta el momento hemos abordado ya unos cuantos aspectos sobre qué supone crear tu propio smartphone. En este post continuamos con uno de los aspectos más importantes, el económico. Si te planteas hacer tu propio móvil, lógicamente tendrás que hacer una inversión inicial para que se convierta en una realidad. Aquí queremos explicarte desde la experiencia weimei, siguiendo nuestra filosofía de trasparencia y cercanía, qué factores de inversión entran en juego y qué influye en ellos.

En caso de que quieras lanzar al mercado tu propio teléfono debes saber que el grueso de la inversión inicial, como es de esperar, irá destinado al producto en sí. Las fábricas trabajan con un pedido mínimo de unidades que te exigen para empezar. Para que te hagas una idea más exacta, ese pedido mínimo de unidades de tu móvil a la fábrica china puede suponer tranquilamente un 70-80% del total de la inversión de dinero que tengas que hacer.

Ahora vamos a profundizar un poquito más en ese pedido mínimo a la fábrica. Hay un término que se usa para referirse a ello, MOQ o "Minimum Order Quantity". Fundamentalmente son dos factores los que definen ese pedido mínimo. Se trata del tamaño de la fábrica y de la gama de tu smartphone. Respecto al tamaño, debes saber que mientras más grande sea la fábrica, mayor será la cantidad mínima de pedido que te exijan. Respecto a lo segundo, debes tener en cuenta que mientras mejores prestaciones tenga tu móvil, el número mínimo que tengas que adquirir será mayor.

Aunque, como te hemos dicho, el pedido mínimo variará en función de esos dos factores, para concretar más, las cifras que se suelen barajar en término medio para pedidos mínimos son: de 5.000 a 10.000 unidades en las fábricas de smartphones principales, de 2.000 a 5.000 unidades en las de tamaño medio y, en las más pequeñas, a partir de 1000 unidades. Por eso, el presupuesto que tengas para invertir también puede condicionar un poco con qué fábrica decidas trabajar para lanzar tu primer terminal.

Otra cosa que queremos aclararte es que estamos hablando de la inversión mínima para un terminal. Si decides salir al mercado con más modelos, esta inversión se multiplicará por el número de modelos que pretendas lanzar. Es un poco obvio, pero es muy importante tenerlo en cuenta. A estas alturas quizás estés pensando, "vale, todo esto está genial pero, ¿cuánto me va a suponer traducido en dinero?". Para orientarte, te diríamos que no es para nada descabellado afirmar que necesitarías por lo menos en torno a medio millón de euros para crear y lanzar a la venta tu propio smartphone.

Impresiona, ¿verdad?