Blog

Negociando con China

Siguiendo con nuestra tradición de mostrar la industria de los smartphones por dentro, en este post queremos explicarte cómo funcionan los contratos y acuerdos con las fábricas chinas. Una vez te hayas decidido a crear tu propio móvil y hayas optado por una fábrica tendrás que negociar y cerrar un acuerdo con ella. Te vamos dando una pista: aquí las diferencias culturales entre el oeste y China es la clave. Debes tener en mente las peculiaridades de la cultura China si no quieres que el acuerdo con la fábrica te salga mal.

En China los contratos escritos tienen poco valor. No es por falta de seriedad en los negocios, sino por valores culturales. El acuerdo que tiene más valor no es un papel firmado, sino un acuerdo alcanzado entre dos personas que tengan cierta amistad o que al menos se respeten o admiren profesionalmente. Si no conoces personalmente al responsable de alcanzar acuerdos en una fábrica, lo ideal es que alguien que le conozca te presente a él como alguien en quien confiar y alguien respetable. A partir de ahí tienes un buen punto de partida y podréis crear una buena relación profesional.

Te recomendamos que a la hora de negociar sobre los términos de tu smartphone con una fábrica china no insistas demasiado con la firma de un contrato escrito. Esto hará que pierdan el interés en hacer negocios contigo. No es ni mucho menos una falta de respeto, sino como hemos dicho la importancia cultural que se le da a las relaciones de confianza. Imagina dos escenarios: una fábrica china a la que le pides firmar un contrato con tus condiciones y acepta firmarlo y, por otra parte, una fábrica que no quiere firmar contrato, pero donde conoces al responsable o bien te lo han presentado. Nuestro mejor consejo es que te quedes con el segundo escenario. Seguramente vas a quedar más satisfecho con el resultado.

Tan solo existe una excepción: la firma del contrato relativo a las cláusulas de calidad conocido por las siglas AQL. Este sí que es importante y por lo tanto es mejor insistir en ello. Para el resto lo dicho, negociar habiéndose esforzado en conseguir una buena relación cargada de confianza y respeto mutuo.

Es sumamente importante que trabajes esa relación con la fábrica. No olvides que estás haciendo negocios a nivel internacional y que esas relaciones son valiosas. De la otra forma con un contrato firmado donde no estés satisfecho con algo, te encontrarás con los inconvenientes de meterte en obstáculos legales complicados que llevaría mucho tiempo resolver. Por lo tanto, no hay nada como estrechar lazos de confianza y respeto y negociar siempre con ese punto de vista cultural en mente. Quien sabe, quizás tu primer paso en el camino pudieran ser unas vacaciones a China para conocer un país asombroso y hacer amistades ;)