Blog

¿RAM? ¿Procesador? ¿Núcleos? ¿Qué es todo eso?

Al comprar un teléfono móvil, a menudo podremos ver una ficha técnica llena de datos raros y con siglas extrañas que nos recuerdan nuestras peores pesadillas de instituto y fórmulas matemáticas. No sólo eso, ahora casi siempre podemos ver datos como la RAM o el número de núcleos bien resaltados, pero muchos siguen sin saber realmente qué significa.

Siempre podemos dejarnos llevar por el “Burro grande, ande o no ande”, pero a veces saber un poco más del tema nos puede ayudar a ahorrar un poco en nuestra compra, y comprarnos un teléfono que se ajuste mejor a nuestras necesidades sin tener que pagar de más por características que no necesitamos. 

Por eso, hoy os ofrecemos una guía sencilla de los datos más comunes y que más se destacan para que la próxima vez os pille preparados. Esto es lo que los fabricantes no queremos que sepáis:

 

Procesador

Se podría decir que el procesador es el cerebro de un ordenador/smartphone. Es el chip que realiza la mayoría de cálculos matemáticos que necesita para funcionar. Su potencia se mide en Hercios (Hz) por núcleo, por ejemplo: 8 núcleos a 1,3 GHz (Giga-Hercios). Mientras más potente es, más rápido calcula, pero al mismo tiempo más energía consume y más se calienta.

 

Núcleos

Los núcleos, también conocidos como Cores en inglés, serían como divisiones dentro de un procesador, para repartir las tareas. El problema es que requieren un Sistema Operativo y aplicaciones que aprovechen esta forma de trabajar. Más núcleos no significan necesariamente mejor rendimiento, pues dependen del Sistema Operativo y de las aplicaciones para sacarles el jugo.

 

RAM

La memoria RAM es un espacio de almacenamiento volátil y se mide en Gigabytes (GB). ¿Qué significa volátil? Que se llena y se vacía constantemente. Sirve para almacenar datos temporales de uso inmediato. Tener mucha memoria RAM y de buena calidad, agiliza el rendimiento general de un smartphone.

 

Memoria de Almacenamiento

La memoria de almacenamiento es el espacio de que dispone un smartphone y también se mide en GB. A veces podréis encontrarlo como memoria ROM. Es donde se almacenan los datos del teléfono como las fotos, las aplicaciones, los documentos, la música o el Sistema Operativo. En ocasiones, cuando la RAM no es suficiente, se almacenan también archivos temporales que serán borrados tras su uso.

 

Android

Es el Sistema Operativo desarrollado por Google. Al igual que en un ordenador, cada versión superior suele venir acompañada de mejoras a cambio de una mayor exigencia al terminal, por lo que tener siempre la última versión puede suponer que el rendimiento de un terminal que funcionaba bien, empiece a verse lento y empobrecido. Es como si quisiéramos instalar el último Windows en un ordenador de hace 10 años. ¿Se puede? Tal vez. ¿Va a funcionar bien? Probablemente no. Además, las nuevas versiones de sistemas necesitan dejar de dar soporte a componentes muy antiguos, ya que sería imposible crear un sistema moderno que incorpore mejoras, y que a la vez funcione con todo, pues existen miles de smartphones diferentes a los que tendrían que adaptarse.

Estos son los factores más importantes, según nuestra opinión, que más se destacan y se tienen en cuenta a la hora de comprar un terminal. ¿Queréis saber qué factores hay que tener en cuenta según el uso que vamos a hacer del Smartphone (trabajo, juegos, internet, etc.)? ¡Hacédnoslo saber en los comentarios y la semana que viene podemos realizar un post sobre qué características son más importantes dependiendo de nuestro uso del teléfono!