Blog

Tips para comprar una tarjeta MicroSD

Puede que te hayas quedado sin espacio en tu teléfono móvil, puede que quieras más espacio para llevar siempre todo contigo, o quizá quieras tener separado las fotos, música y documentos de los archivos de tu smartphone. Sea como sea, es probable que estés pensando en comprar una tarjeta MicroSD, pero quizá no sabes cuál te conviene más, o qué hace que existan grandes diferencias de precio cuando, aparentemente, son iguales.

Los smartphones Weimei admiten tarjetas MicroSD, por lo que hemos pensado en darte unos consejos para ayudarte a decidir qué tarjeta te conviene.

 

¿Cuánto tamaño extra de memoria acepta mi móvil?

Todos los fabricantes dicen la capacidad máxima que aceptan sus terminales. Esta información la ofrecen en sitios como la caja del teléfono, su web oficial, etc. En el caso de Weimei, si necesitas saber el máximo tamaño que admiten nuestros terminales, puedes encontrar dicha información en la sección de Especificaciones de cada modelo de teléfono móvil Weimei.

 

¿Qué velocidad me interesa?

Una vez sabemos qué tamaño acepta nuestro Smartphone, toca decidir la velocidad de la tarjeta, esto es, la velocidad a la que se puede leer y escribir en la tarjeta.

Es el segundo aspecto más importante a tener en cuenta a la hora de comprar nuestra Tarjeta SD, pues una velocidad baja puede ocasionar un funcionamiento lento del teléfono móvil. Por ejemplo, usando una tarjeta lenta puede hacer que, al usar la cámara de tu teléfono, se comporte de forma lenta a la hora de tomar la foto, o tarde al guardarla en tu galería. También puede hacer que un vídeo vaya a saltos, o que tarde en cambiar de canción.

Con mayor velocidad, mayor rendimiento, pero al mismo tiempo mayor velocidad significa mayor precio. Por ello, el uso que vayamos a dar es de gran importancia, ya que, si vamos a usar la tarjeta MicroSD como una fuente de la que leer archivos que hemos metido con el ordenador, y vamos a sacarla y meterla continuamente, podemos sacrificar velocidad por capacidad, y así obtener un precio más asequible y acorde a nuestras necesidades.

Por otro lado, tras la llegada de Android 6.0 muchos teléfonos como nuestros Weimei, ofrecen la posibilidad de usar la tarjeta como una ampliación de la capacidad interna del smartphone, pudiendo así incluso instalar aplicaciones en ese espacio ampliado. En ese caso, lo que más interesa es la velocidad, pues mientras más lenta sea la tarjeta, el teléfono deberá adaptarse a su velocidad. Además, un teléfono lleno, va a ir más lento porque no tiene espacio para archivos temporales, por lo que ampliar su espacio con una MicroSD rápida, puede incluso revitalizar un poquito su funcionamiento.

 

Consejo final

Por nuestra experiencia, aunque el objetivo inicial de la tarjeta sea el de sacar y meter archivos como fotos, vídeos, etc., con el paso del tiempo todos acabamos dejando dentro la tarjeta para sacarla muy de vez en cuando. Entonces, a largo plazo, resulta más recomendable apostar por la velocidad sobre la capacidad de la Tarjeta MicroSD, aunque si puedes permitírtelo, el espacio nunca sobra.

Si, aparte de usar una MicroSD, quieres un medio más versátil con el que meter y sacar archivos, probablemente te interese entonces una memoria OTG, que es un USB clásico que puedes conectar y desconectar a tu teléfono por su puerto microUSB y usarlo como una memoria externa.

Esperamos que nuestros consejos te sirvan para elegir tu MicroSD, pero si aún así quieres una información más exhaustiva y técnica, te recomendamos que leas este artículo de Xataka, que además te ofrece recomendaciones de las mejores tarjetas MicroSD del mercado.